""

domingo, 6 de abril de 2008

Babosa, arrastrada, toma tu cerveza y ¡vete de aqui!

-Son hormigas.
-No, no son. Las hormigas cortan diferente. Fijate que las hojas están cortadas con los bordes medio redondeados. Las hormigas no hacen eso.
-¿Hormigas prolijas no pueden ser?, hormigas artistas.
-Babosa, es una babosa o una oruga.
-¿Me vas a decir que las babosas se comen las hojas?
-Mirá, fijate.
Las babosas.
Además de ser un adjetivo calificativo usado normalmente para las personas que se babean con otras, es un gasterópodo terrestre que tiene la particularidad de creer que las condiciones de humedad que muchas veces se presentan en los espacios en los que cultivamos nuestros bonsáis son el lugar ideal para vivir.
Salidoras por las noches, las babosas se comen todo lo que tengan alrededor. Se mueven en un radio de 50 cmts. por expedición, y puede, dependiendo de la especie, comer hasta la mitad de su peso corporal. Tienen una forma determinada de comer, afirman la mitad trasera del cuerpo y pivotean sobre la “cintura”, por eso los agujeros que hacen en las hojas muchas veces tienen esa forma redondeada.



Hay muchos tipos de babosas (las babosas que se comen las plantas) dependiendo del lugar de origen, son hermafroditas y los huevos los entierran lo suficientemente profundo para que soporten el frío del invierno. Las babosas mueren a menos de -3 grados.



¿Cómo combatirlas? Las babosas necesitan de una humedad relativa alta para poder moverse, generan un moco o baba (supongo que por eso le decimos babosas) que al estar en contacto con lugares húmedos se desliza mejor. Por eso, la forma más inmediata de evitar su desplazamiento es bajando el nivel de humedad. Existen varios trucos para combatirlas, desde los venenos en gránulos hasta los caseros, como el de las cáscaras de huevo molidas alrededor de las plantas, tirar cenizas en forma de círculos (con el bonsái en medio del mismo), ambos actúan sobre la producción de baba y la mejor, el jacuzi de cerveza.
Las babosas se mueven por olfato más que nada, entonces, para completar la trilogía de babosa: salidora de noche, babosa y borracha lo mejor es hacer un hueco en el piso, colocar el fondo de una botella plástica cortada llena de cerveza (como una mini pileta) que queda al nivel del piso para que puedan entrar y darse un baño. A la mañana siguiente sólo resta juntar los nadadores nocturno.

Babosas hambrientas pueden destrozar gran parte del esfuerzo de defoliados y abonos estudiados. Un poco de atención y una linterna serán suficientes para combatirlas.

Las babosas también pueden hacer estas cosas:

video


3 comentarios:

www.homohabitus.org dijo...

que pesar recuerdo cuando con mis primas les echabamos sal para y se deshacian, pero bueno, eso hace parte de la exploración de todo niño.

verónica
www.homohabitus.org

Felipe Chavez G. dijo...

gracias, el bonsai es un arte que he querido aprender desde que vi karate kid, pero nunca le he dedicado tiempo, gracias por las imagenes

Anónimo dijo...

MUY ORIGINAL. EDUCATIVO Y DIVERTIVO. YA TIENES MI VOTO EN BLOGOBUNDOS, Y ESPERO CON MUCHA IMPACIENCIA LA NUEVA REVISTA DE BONSAIPUNTOAR.
JUAN JOSE ACUÑA
LA PAZ
BOLIVIA