""

domingo, 8 de marzo de 2009

Proporciones -diseño quinta parte-

Uno de los consejos que Marita siempre me repite a la hora de trabajar en los talleres es el de NO EXPLICAR CON EL ERROR. Qué quiere decir esto, que se deben utilizar ejemplos correctos para reforzar ideas y no decir: -esto no se hace, esto está mal. Así no! Se fija el error como patrón de control y aparece la regla que mide la frustración.
La canción era conseguir árboles reconocido y analizarlos para ver si, aplicándoles las reglas, los artistas las respetaban. Y empecé a buscar. Y me dí cuenta que no tenía que hacerlo, la mejor manera era agarrar al azar algunos y meterlos al tomógrafo virtual para ver de qué adolecían.

Doctor Keisi, doctor Keisi... lo esperan en cirugía
El primero fue un Kimura, un junípero shimpaku de la colección que expone en su jardín privado. Vale aclarar que como las medidas de los árboles analizados son difíciles de conseguir (aún no leo japonés, y Sebastián no me enseña) utilicé medidas inventadas. El por qué de esta decisión tiene que ver con que si los maestros trabajan con las leyes de la armonía y mantienen la relación de la secuencia de Fibonacci o, lo que es lo mismo, el número aúreo (1.61) las medidas pueden ir desde los 10 cmts a los 23 metros de altura, que cada elemento estará en su lugar. Así que, enfermera, haga pasar al primero.

Uno de los árboles famosos de Kimura, impresionante el punto focal, el tronco es un imán para los ojos que suben por las vetas hasta el contraste del verde y su masa ordenada. De arranque se lo ve armónico, nada “hace ruido” en los ojos, tal vez la rama baja trasera, pero seguro es una ilusión de la foto. Veamos lo que dice sin ropa.

La prueba de los tres tercios, el 1ro mantiene la síntesis de elementos y realza el nebari junto con la expresión de la madera. Dentro del segundo tercio se disponen las masas de verde y se cierran en la copa que ocupa el tercer tercio.

Hagamos de cuenta que la planta mide 120cmts de alto (que anda por ahí), le aplicamos el factor áureo (1.61) y empezamos con la calculadora: 120/1.61=74.53, medimos y trazamos la línea de la primera rama (amarilla) (la línea, no la rama); el espacio que queda entre la línea que indica el lugar en donde debería estar la primera rama se divide por el número áureo de nuevo: 74.53/1.61=46.29 (línea verde); para controlar si dividimos esa medida (46.29) por 1.61 debería indicar la posición en donde nace la copa: 28.75 cmts.
El resultado a la vista.


Otro caso, otro Kimura
El árbol anterior lo elegí porque la mayoría de los escritos que andan dando vuelta por internet se aplican al estilo vertical formal, y muchas veces se hace difícil saber por dónde empezar a medir. La respuesta es utilizar el eje que pasa por el centro del tronco y su relación con el nebari. Ahora analizamos este caso que es interesante.

Contagiando robustez, este bonsái tiene un extraño magnetismo basado en las líneas rectas del tranco y la disposición casi paralela del follaje. Un trabajo voluminoso. No dejemos que la primera impresión se lo lleve todo: al tomógrafo.

A diferencia del primer caso, en este el primer tercio contiene al nebari y la 1ra, 2da, 3ra y 4ta rama (sin contar las traseras), después mantiene la regla.

Al aplicarle la secuencia con el divisor áureo nos encontramos con esas ramas bajas que nos hacía ruido, se genera una competencia entre la rama bien baja y el nebari. Falta aire, sensación de compresión, de peso.

Si lo inscribimos en la fórmula, la apariencia del árbol sería algo como esto; se despeja el primer tercio y unos jins muy cortos de las ramas bajas le agregarían un poco de dinamismo. Ahora... creo que es un excelente ejemplo de la intesionalidad aplicada por el artista, las ramas bajas tienen la posibilidad de no estar, sin embargo el manejo del volumen hace que se genere una tensión en el observador que lo lleva a pedir a gritos que ¡corten las ramas bajas! Eso es el mensaje, la finalidad, el manejo de lo sensorial por parte del diseñador. ¿Está mal, está bien? ¿Importa? No se pone a la ruptura de la regla como una excusa para decir “si a mi me gusta está bien”, sino que se hace uso de la estrategia en forma consciente, no es fácil angustiar al observador y relajarlo minutos después. Y todo sin hablar.

Uno de Mr. Suzuki
Uno de los bonsaístas que más admiro, Shinji Suzuki: tiene un estilo más “natural”, muy ordenado y fácil de leer.
¡Al tomógrafo!
Un pino blanco con un tronco sin curvas pronunciadas que obligaron al maestro a utilizar las ramas para desviar la mirada, cortando tanta monotonía con grupos de verde muy estructurados. Aun así no pierde la sensación de naturalidad.
Como en el caso anterior, en este trabajo también el 1er tercio tiene ramas, aunque parecería que vienen desde atrás. Lo demás: dentro de la regla de los tercios.

El análisis con las medidas áureas y la confirmación de que el grupo que nace del codo del tronco se ubica dentro del primer tercio.

Si respetáramos la regla el árbol, tendría un aspecto parecido a este (en todos los casos se reutilizó los grupos de verde ya existentes). El árbol pierde balance y la única forma de acomodarlo sería bajando una rama hasta al menos, un poco por debajo de la línea amarilla, lugar donde tendría que estar la primera rama.

Sin buscar ser irrespetuoso del trabajo ajeno, el análisis de obras maestras es, muchas veces, una buena oportunidad para preguntarse cómo trabajan otros artistas y, al descubrir que casi todo lo que parece al azar o “natural” entra en las reglas de la armonía, descubrimos que muchas veces gran parte de ese “magnetismo“ es una fórmula pre armada. Fórmula que al ser utilizada por manos expertas, se transforman en una combinación de belleza y armonía natural muy, muy agradable de ser descubierta.

Para la próxima, proporciones ao vivo.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Valia la pena esperar la quinta parte. Es importante saber mirar y analizar, pero mas importante es saber transmitir.Felicitaciones
Marita
PS. No es de mi autoria eso de no enseñar con el error es uno de los principios basicos de la pedagogia

kaly dijo...

la verdad maestro me dejaste sin palbras no lo puedo creer ya estoy midiendo y sacando numeros!!!!


GRACIAS!!!!

Tersio dijo...

El caso 2 de kimura me cuesta asimilarlo, llegar a justificarlo para mi, se entiende. Esta noche lo reveo todo.
Mas alla de lo estrictamente aplicado al bonsay, sabes que es lo que me quedo en la mente, esa enseñanza pedagogica de no enseñar desde el error, eso es algo genial, me encanto, si marita te enseño eso!, bueno desde ya habla muy bien de ella, y de ti, si lo asimilaste y aplicas.
No se caguen de risa que eso es una muy buena base para todo tipo de cosas.
Saludos y Gracias

JOSE MARIA dijo...

Estimado Sergio

Me parece que voy a tener que volver a nacer para poder asimilar todo esto del diseño y si es posible en algún pais oriental. Creo que me voy a dedicar a sacar los yuyitos de los que entienden.

Un abrazo y gracias.

Tersio dijo...

No Jose, tenes que mostrarnos como trasplantaste y esquejaste los germinados de pino, mira que los estoy esperando.
Saludos

Anónimo dijo...

José, las medidas y formas de medir son sólo herramienta. Y por lo que tengo entendido el tamaño no importa. No me vengan que ahora sí importa...
Cacho, Castelar

kaly dijo...

no importa el tamaño de la barita si no la habilidad del mago!!!!

Anónimo dijo...

eso lo dicen los de barita chica, corta..(sin ejemplos mejor)

do

Anónimo dijo...

cómo sabes del tema "do"? te sentís identificado? o si son mujercita, tuviste una mala experiencia y quedaste traumadita?

Anónimo dijo...

Kaly vos sos del clud de los mame? aparte veo que tenes gallinitas que te defienden.

El que la tiene chokkan

Anónimo dijo...

El unico que se beneficia cin el tema del diseño es Tercio que lo nombran a cada rato (cuack)
salu2
chin

Tersio dijo...

Ja Ja tu me acabas de nombrar! (berp) y pls es con S.
Saludos y Gracias

Pablo Filgueira dijo...

Saquen esta seccion !
Semejante esfuerzo por compartir conocimientos y tener que soportar este nivel de comentarios...
12 comentarios
6 refieren al artículo
6 hablan de la varita del mago..hay que ser b....

Anónimo dijo...

jaja, pará Pablo todo bien, esta es la parte mas divertida del Bonsai, después de tantos tercios de Sergio y un solo Tersio (por suerte) que escribe y aburre y aburre, esta sección esta bueniiiisima :-)

Liliana dijo...

Esta es la parte más divertida del bonsai???????
Me perdí de algo?
Acaso agredir desde el anonimato es divertido?

Anónimo dijo...

si
si
y... si jajajaja

Liliana yo disfruto lo q escribe sergio y está bueno, después me divierto con las pavadas q escriben aca y está bueno y veo q hay gente como vos q saltan mal por un chiste q hacen varios desde el anonimato sin mala fe y con picardía, pero no saltas cuando tu amiguito Kaly va con agresiones (aunq ahora esta un poco mas calmado y me parece bien)

Anónimo dijo...

veo que estan todos muy nerviosos mi comentario hacia tersio no fue mal intensionado ni agresivo solo fue por lo de los tercios que explica sergio brillantemente y si fue un chiste malo peor es tener que explicarlo diosssssssss
no todo es agresion descompriman un poco
saludos
chin

Anónimo dijo...

Esta bueno, esto blog esta muy muy bueno.
Saludos desde España