""

domingo, 23 de noviembre de 2008

Felab 2008 - Pedro “El Grande”


-¿Papá, qué querés que te regalemos para tu cumple?, me preguntaron las mellis allá por octubre. -La verdad, les dije, este año me dió mucho más de lo que esperaba; por primera vez (y eso que soy bastante áspero con el tema de los regalos) no podía hacer una “lista”. Ya lo había recibido todo, desde el suceso de la revista bonsái puntoar, la oportunidad que me dió Marita de transmitir mis conceptos de diseñador, la posibilidad de ser alumno de la Escuela de Salvatore Liporace, la demo en Porto Alegre, San Pablo y encima el broche de una demo en los Wu. Pero el destino, que es bastante prepotente, me tenía guardada dos sorpresas más (descontando los regalos que me hicieron igual, en especial las dos tortas (tortas del latin felisicum cumplanicus).

La vida te da sorpresas
Parte de programa hablaba de una disertación por parte de Pedro Morales. ¿Sobre qué? eso no lo decía, pero al verlo pasar por al lado de la carpa en donde estaba el stand de la revista indicando a uno de los ayudantes que llevaran para el Salón a un pino de Alepo mío me dió “cosita”. -Perdona compadre, me llevo prestado el pino, luego te lo regreso. Fue todo lo que dijo y siguió su camino, con el Alepo y un ficus, lo alejarse.

La disertación
Sentado, con las rodillas abiertas y las puntas de los dedos de las manos entrelazados mientras los pulgares se tocan en las yemas (como si escondiera una bola de dragon ball z) Pedro esperaba que se acomodara la gente. En medio del escenario las dos plantas. Muy pocos sabían quienes eran los dueños de esas plantas.
Empezó hablando de formas de calificar, de lo que normalmente hace un jurado al momento de observar, etc. etc. Yo, sentado en el piso esperaba el momento en el que, con sutil armonía, destrozara mi trabajo. Sin embargo, sorpresivamente se levató Solita de su silla y empezó a elogiar mientras analizaba el Alepo literario terminando con una frase que me pintó una sonrisa plinplinezca que me duraría muchas horas -Este literario es un árbol que tiene muchísimo potencial, cumple con la regla de las 7 curvas y sin dudas, con algunos retoques en su copa, será uno de los literarios destacados de América Latina (...¿no será mucho?). Pin, punto para Solita.

Pedro y el auditorio, los dos árboles esperaban ser analizado formando parte de su disertación.


Cuando me preguntan sobre maestros y personas influyentes en mi trabajo, siempre digo que la fortuna me permitió conocer a tres “Grandes”. A mi oyakata Marita Gurruchaga que me dió las herramientas para dejarme ser, a Salvatore Liporace que me viene estilizando a las trompadas y a Pedro Morales, con quien ya he compartido varias demostraciones suyas. Lo considero a Pedro como uno de los mejores demostradores, un tipo que sabe de bonsái y de comunicación. Hace lo que él quiere compartiendo la acción con el público.



Pedro sabe escuchar a la gente, y sabe enseñar.

Solita y los elogios. Después hablaron sobre la mundial de bonsái en Puerto Rico.


Primera demo
Si fuese por él trabajaría coníferas, aunque sabe que le son más difíciles que trabajar algún ficus. Pero para Pedro Morales, un ficus es la garantía de poder colmar las necesidades y expectativas de un público al que le gustan los ficus y al que le son más fáciles de cultivar que una conífera. Así que fué a por ello, un Ficus macrocarpa de Wu. Uno de los que quedó después de que, como Pedro dijo y repitió, la elección según la jerarquía de los maestros le había dejado.

Eligiendo a varias personas del público, Pedro defolia los ficus antes de trabajarlos. Esto permite ver la línea del tronco y llenar de hojas el piso del escenario.

Wu Hsiao Feng explicando que “-como este ficus estaba preparado para ser trabajado por un maestro”, él lo dejó crecer libre por un año sin podarlo, modificándose el crecimiento por la ley del vigor.

Luego de la ceremonia de los tee para que diferentes personas elijan un frente posible (tee es el palito en donde se apoya la pelotita de golf) empieza la poda y el alambrado primario. Después del reto que me dió Pedro por no estar cuando me había llamado subí al escenario a ayudar junto con Damián Carlini y Alejandro Fernández.


Pedro es muy divertido en este momento de la demo, pone tiempos y exige un alambrado rápido y prolijo. Una de las frases que yo utilizo en los talleres cuando hay que alambrar es de él; una vez me dijo: -cuando digo alambrar todo es alambrar todo, y todo es todo.


Una de las razones por las que me gusta ayudar a Pedro es porque en más de una ocasión me ha hecho participar de algunas decisiones de diseño, además de confiar en mi manera de alambrar.


En un momento quedamos sólo los dos. El ayudante está atento al pedido del maestro, Pedro me deja sugerir. Gracias Pedro.



Al llegar a la copa fue necesario otro ayudante para apurar el trabajo, en medio conversábamos sobre la Escuela de diseño de Liporace que en Enero (creo) comenzaba en Puerto Rico. Yo le contaba mi experiencia lo que hacía más ameno el trabajo.



Inicialmente había dos diseños posibles, uno mucho más drástico que prescindía de una parte importante del árbol y el otro más “a futuro” que haría que Wu no muriese de un ataque cardíaco. Pedro optó por el que evitaba el sepelio de Wu.






Terminada la copa, Pedro organizaba los brotes para direccionar el crecimiento hacia los lugares necesarios, mantener el ritmo de crecimiento de las ramas (en relación al ángulo de salida) y el análisis de espacios negativos hoy, y positivos mañana.



La explicación del crecimiento y la forma final del árbol dentro de una temporada.


Junto con Wu, y la promesa de que me dejaría seguir el desarrollo del árbol mientras Pedro no estuviese, empezando por ir a sacarle los alambres...


Así quedó, la línea del tronco acompaña y armoniza con el nebari y con un buen manejo del vigor de crecimiento, seguramnte se estirarán las ramas internas que necesitan ganar en longitud para completar la silueta imaginada por Pedro. Sólo resta esperar.


Nota al pie: me alegra ver que muchos de los conceptos y comentarios vertidos en este blog se distribuyen por otros blogs y páginas, pero creo que correponde decir que bonsái argento hace, en este caso, de cronista del evento, tratando de contar y subir fotos lo más completo posible para que los que no pudieron ir tengan la oportunidad de ver lo que pasó.
En los próximos post empiezan los videos y si alguien tiene algo que le gustaría ser publicado, tiki tiki al sobre y me hacen saber. Este post tiene fotos de Kali, de José María y de los que agarraron mi cámara. Gracias a todos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegro mucho por vos Sergio, porque te veo laburar desde hace mucho tiempo y se vé que sos una persona que se hace querer aun por los maestros internacionales. Felicitaciones y muy bueno el trabajo que estas haciendo con el blog.
Nacho

Anónimo dijo...

Ser:
Me hace muy feliz que me consideres tu Oyakata.Y que decir de que me hayas incluido primera en la triologia de los que te dimos las armas que te permiten recorrer tu propio camino.
Te quiero mucho
Marita

MIMOZO dijo...

ACABO DE ABRIR LA PÁGINA Y ME ENCUENTRO CON LA SORPRESA DE SER LA VISITA NÚMERO 36663, QUE LOCO PENSÉ, Y FLIPE RECORDANDO LOS BOLETOS CAPICÚAS DEL BONDI, SI HABRÉ VIAJADO COLGADO PARA IR A LABURAR, LAS VECES QUE ME COLÉ, CON EL MIEDO CORRESPONDIENTE POR SI SUBÍA EL CHANCHO, ME ACUERDO TAMBIÉN DE UNA VEZ QUE ME PUNGUEARON. AHORA TENEMOS LAS MÁQUINAS CON EL ÚNICO PEQUEÑO-GRAN INCOVENIENTE DE LLEVAR SIEMPRE MONEDAS.
NOTA A LA PLANTA DEL PIE: "A VER SI SE CORREN PAL FONDO"

Anónimo dijo...

grande mimoso!!!!!

sergio la verdad te mereces todo lo bueno que te esta pasando, y se que el ano que biene te va a ir mucho mejor sin duda!!!!!!

y a vos gracias marita por darle esa oportunidad a este gran bonsaista que tenemos!!!!!

kaly

Anónimo dijo...

ahhhh me olvidaba las caras de algunos cuando solita elogio ese gran literario que tenes, cuando me imagino que la mayoria pensaba que te iban a destruir!!!! el arbol!!!!

salu2

kaly

Anónimo dijo...

Hola Sergio, primero que nada te quiero dar las gracias por hacernos llegar tan en detalle lo sucedido en el matsuri, segundo felicitarte por el trabajo y empeño que le pones al bonsai y por último pedirte que cuando puedas coloques algún trabajito tuyo o un par de fotos actuales de tus bonsai y proyectos anteriores para ver como van.

Saludos y un abrazo!
Gabriel